15 de enero de 2014

El Hospital Son Espases, el séptimo del país que más reclamaciones recibe por sus servicios de Urgencias

El Hospital Son Espases es el séptimo del país que más reclamaciones ha recibido en el 2013 por parte de los pacientes por sus servicios de Urgencias, según un informe de la asociación el Defensor del Paciente.

Concretamente, por orden de reclamaciones y por delante de Son Espases se encuentran el Complejo Hospital Virgen de la Macarena (Sevilla), el Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza), el Complejo Hospitalario Regional Virgen del Rocío (Sevilla), el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Galicia), el Hospital Universitario de Cruces (Bilbao) y el Hospital Universitari Vall d'Hebron (Barcelona).

Por detrás de Son Espases, los hospitales que recoge el informe son el Complejo Hospital Universitario Ntra. Sra. de la Candelaria (Canarias), el Complejo Asistencial de León y el Complejo Hospital San Pedro (Logroño).

Por otro lado, en Baleares se han presentado un total de 263 reclamaciones, con lo que las islas son la 14ª autonomía con mayor número de quejas.

Precisamente, este miércoles la asociación el Defensor del Paciente ha denunciado que durante el pasado año las "negligencias sanitarias en España se ha multiplicado considerablemente, producto de la política austera de recortes que ha llevado a cabo la mayoría de las comunidades autónomas".

Según el balance anual correspondiente al pasado año, la asociación recibió 14.307 casos (525 más que en 2012), lo que supone un aumento de 3,6%. De ellos, 798 fueron con resultado de muerte, es decir, 106 casos más que en 2012 (un incremento del 13%). No obstante, la asociación puntualiza que "estos casos hay que considerarlos como presuntos mientras que los tribunales no dictaminen".

"Detrás de esos números hay muchísimas personas que están sufriendo mucho", ha afirmado la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, quien ha defendido durante la presentación de la Memoria 2013 que la Administración "actúa con maldad".

Estas cifras, de las que culpa a "la Administración sanitaria", se deben principalmente según la asociación a "la pérdida de calidad asistencial", no así a los profesionales, "que intentan hacer su trabajo lo mejor posible, pero están sobrecargados, se les ha restringido sus salarios, cuentan con menos recursos y soportan una presión severa".

En este sentido, consideran que "la coherencia en la gestión brilla por su ausencia, ya que cuando la Ministra de Sanidad se reúne con los diferentes Consejeros de Salud, no cabe duda que el objetivo es buscar fórmulas para fastidiar al paciente", y cita como "metástasis del sistema" el copago para los medicamentos de los pensionistas, exclusión de colectivos de población de la cobertura del sistema sanitario, fraccionamiento de la cartera de servicios financiados y prestados por la sanidad pública, vinculación del derecho a la asistencia dependiendo de las cotizaciones laborales, etc, "que afectan a los más desfavorecidos".

Analizando el estado de las listas de espera, según sus estimaciones, en la actualidad, 623.800 pacientes se encuentran a la espera de una intervención quirúrgica. Y la demora media para las operaciones alcanza ya los 100 días. Del mismo modo, por regiones Castilla-La Mancha, Cataluña, Canarias y Galicia y son las peor paradas. Igualmente destacan el notable empeoramiento que han sufrido comunidades como Madrid y Andalucía, muy equidistantes también con Castilla y León.

En cuanto a los servicios y patologías más denunciadas en 2013, tras las listas de espera, se encuentran la relacionadas con el servicio de Cirugía general, seguido de Traumatología; Urgencias, Ginecología y Obstetricia; transporte sanitario y ambulancias (112 y 061); odontología y máxilofacial; la no entrega de historia clínica e informes médicos; Oncología, y, finalmente, Cirugía plástica, reparadora y estética.

El informe analiza las presuntas negligencias recibidas durante 2013, en el caso de los fallecimientos (798 casos) el motivo más habituales se han producido por presunta 'mala praxis', es decir intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención deficiente, infecciones hospitalarias, retrasos en ambulancias, etc. "Pero la principal razón se debe al error de diagnóstico y a la pérdida de oportunidad terapéutica como consecuencia de la falta de medios por los recortes sanitarios", señalan.

Por otro lado, informan de 315 casos que denunciaron un mal resultado tras haberse sometido a una intervención de cirugía plástica, reparadora y estética; asimismo, 149 bebés nacieron con alguna discapacidad, lo que supone un número similar al del año anterior, en relación a partos llevados de forma inadecuada o con fórceps, causando secuelas como sufrimiento fetal, parálisis cerebral o braquial.

Además, el informe recoge 77 fallecidos en casos en los que tras avisar al 112," o bien no se envió una ambulancia al domicilio para trasladar al enfermo a un hospital, o bien en esos casos la respuesta fue tardía con más de una hora de retraso"; y la muerte de 66 pacientes por presunta infección hospitalaria debido a que el hospital no cumplió las medidas de asepsia necesarias.

Otro dato que destaca es que el pasado año se recibieron hasta 93 casos de discapacidad en pacientes presuntamente después de intervención quirúrgica, quedando en estado de tetraplejia o paraplejia. Este dato supone 9 casos más contabilizados con respecto a 2012.

Finalmente, hasta 101 casos de afectadas por depilación láser; 59 casos de contagiados por hepatitis C (VHC) y 31 casos de intervención lásik (oftalmología) con mal resultado, secuelas o pérdida de visión.





    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas