28 de octubre de 2013

TrampaTeatre y la asociación Canamunt recogen una tonelada de alimentos

TrampaTeatre y la Asociación de Vecinos de Canamunt recogieron este domingo una tonelada de alimentos para que "ningún niño se quede sin desayunar", después de que llenaran el aforo de 361 localidades del Teatro Xesc Forteza de Palma con una representación solidaria del espectáculo de improvisación 'Vida y Muerte de un Desconocido'.

En esta cita los asistentes pagaron la entrada al espectáculo en forma de cinco alimentos básicos de desayuno, como cereales, azúcar, cacao, leche y galletas. De esta forma, han destacado que estos alimentos están destinados a un centenar de familias de la zona de la capital balear, denominada Ciutat Antiga, que periódicamente, acude a la Asociación de Vecinos de Canamunt en búsqueda de comida, tras ser derivados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Palma, a través del proyecto 'Alimentos en Red'.

Cada semana reparten alimentos a 35 familias de Palma con problemas económicos, de manera que éstas acuden cada domingo al Centro Flassaders, entre las 18.00 y las 19.00 horas, donde se reparte la comida, que es aportada por la Unión Europea y por los distintos Bancos de Alimentos.

Además, una ONG ubicada en el municipio mallorquín de Calvià, denominada Mediterranea, aporta 1.000 litros de leche al mes a la Asociación de Vecinos de Canamunt. Así, han precisado que semanalmente, son distintas las familias que acuden a este lugar, de manera, que en total, son unas cien las que son derivadas mensualmente por los servicios sociales de 'Ciutat Antiga' del Consistorio palmesano.

Desde la Asociación de Vecinos de Canamunt han apuntado que detectaron que entre los alimentos que llegaban para ser repartidos, había una escasez en lo que hace referencia a la comida de desayuno para los niños, razón por la cual se decidió organizar el citado espectáculo con TrampaTeatre, cuyos integrantes, Pere Pau Sancho, Diego Ingold, Lorenzo Pons y Germán Conde, ya habían colaborado con esta entidad en otras ocasiones recogiendo comida a cambio de la entrada a sus espectáculos en su local de la calle Pelletería, número 5 de Palma.

Tras recoger una tonelada de alimentos este domingo, voluntarios de la citada Asociación de Vecinos trasladaron la comida a un local de la calle Ferreria, de Palma, donde se irá repartiendo paulatinamente todos los viernes a las familias necesitadas. "El problema es que estamos haciendo un trabajo que quizá la administración debería hacer", señalan desde la Asociación, que viene reclamando desde hace tiempo al Ayuntamiento de Palma un local municipal desde donde organizar sus actividades, para lo cual ya han pedido una reunión con el regidor de distrito, Joan Pau Reus.

De esta manera, considera que el Consistorio debe "facilitar" a la Asociación de Vecinos un lugar para ejercer sus actividades, teniendo en cuenta que, actualmente, sólo cuenta con un local compartido en el Centro Flassaders, que se destina para repartir los alimentos, pero donde no hay sitio para llevar a cabo las diferentes reuniones en las que se acuerdan los proyectos.

Desde la citada Asociación, han recordado que los casos de familias sin recursos económicos "va a más" en Palma, teniendo en cuenta que hace dos años, se atendían a unas diez familias a la semana, mientras que en la actualidad la cifra se ha elevado hasta las 35 y, en esta línea, han indicado que no se puede repartir más comida, porque "no tenemos un espacio que se adapte a esta situación".

El próximo 9 de noviembre, se llevará a cabo en la Plaza Quadrado de Palma una iniciativa denominada el 'Mercat de Sant Rescat' en el que se ofrecerán productos de segunda mano, así como objetos de intercambio y comida.

Europa Press

    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas