16 de agosto de 2013

Desarrollan un programa para cuidadores de pacientes con trastornos mentales graves

Los profesionales de salud mental de la comarca de Inca desarrollan el programa de entrenamiento y capacitación Proenfa, destinado a familiares y cuidadores de pacientes con algún trastorno mental grave.

Este programa prevé desarrollar catorce sesiones temáticas, con el objetivo de ofrecer información sobre los trastornos mentales graves y sus tratamientos, ejercitar habilidades y facilitar estrategias que ayuden a solucionar las situaciones conflictivas que se presentan más a menudo en la interacción con este tipo de pacientes.

Una de las novedades de esta iniciativa es que las sesiones, dirigidas a los familiares y cuidadores, son impartidas por una decena de profesionales de psiquiatría, psicología, trabajo social y enfermería, que trabajan en los diferentes ámbitos asistenciales, con lo cual se reúnen profesionales de todo el servicio de psiquiatría del Hospital de Inca.

Por ello, este grupo multidisciplinar de expertos en salud mental han diseñado las temáticas y los contenidos del ciclo, que han dividido en siete sesiones informativas y siete talleres de entrenamiento, informa en una nota de prensa la Conselleria de Salud.

El objetivo común de todas las sesiones es dotar a los familiares y cuidadores de pacientes de recursos que ayuden a reducir los conflictos y los sufrimientos de la vida cotidiana, así como mejorar la convivencia familiar, la adherencia al tratamiento, la conciencia del trastorno y el pronóstico de este, además de identificar y prevenir la posibilidad de sufrir recaídas.

Las siete primeras sesiones informativas ya han concluido y han contado con la asistencia de una veintena personas vinculadas directamente con pacientes de salud mental del área de Tramuntana. La temática abordada ha sido el concepto de trastorno mental grave; en concreto, dos de las sesiones han estado dedicadas a profundizar sobre la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la depresión y los tratamientos farmacológicos respectivos.

También se ha trabajado sobre la intervención psicológica, la comunicación y los hábitos de vida saludable (tanto la alimentación como el ejercicio físico), indicados especialmente para los pacientes de este tipo de enfermedades y para sus cuidadores. Además, se han impartido otros contenidos de carácter más social, como la disposición de la red, las legales de salud mental y la inserción laboral.

Está previsto también que se desarrolle el segundo bloque del programa una vez cerrado el paréntesis de los meses de verano y para esta parte se ha optado por una metodología práctica, por lo que se han organizado las siete sesiones restantes en formato de talleres de entrenamiento.

Se trabajará en cuestiones diversas, como la importancia del cumplimiento del tratamiento, la necesidad de tener conciencia del trastorno y cómo afrontar la inactividad y el aislamiento social. También se formará a las personas cuidadoras en la adquisición de recursos que contribuyan a tratar las exigencias, y en la asunción de responsabilidades inherentes a la atención de este tipo de pacientes.

Además, se dedicará una de las sesiones a los efectos del consumo de tóxicos en los pacientes que padecen algún trastorno mental grave.

Asimismo, los estados de agitación y las conductas agresivas, la convivencia con alucinaciones y delirios persistentes, y el riesgo de suicidio serán algunos otros aspectos en los que se trabajará con los familiares y los cuidadores.

Todas estas reuniones se llevan a cabo en la sede del Museo del Calzado, instalaciones cedidas por el Ayuntamiento de Inca.

    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas