12 de agosto de 2013

Aumenta la vigilancia por ruidos de baja prioridad en fin de semana

El Ayuntamiento de Palma ha reforzado desde este mes de agosto su servicio nocturno con una patrulla que tendrá como objetivo atender las llamadas ciudadanas por quejas de ruido consideradas de baja prioridad y que no pueden ser asumidas por las unidades del servicio ordinario.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, y la regidora de Sanidad y Consumo, Rosa Llobera, han dado a conocer los detalles de esta patrulla, dotada con 2 agentes y que actuará durante los viernes y sábados de los meses de agosto y septiembre en la franja horaria comprendida entre las 10 de la noche y las 3 de la madrugada.

Navarro, quien ha estado acompañado por el intendente Antoni Vera, ha explicado que “la protección del derecho al descanso de los vecinos cobra una especial incidencia en la época estival, con el aumento de visitantes y de actividades lúdicas que pueden conllevar molestias de este tipo”. En este sentido, ha asegurado que “las noches de los fines de semana son especialmente sensibles en materia de molestias por ruidos”.

El concejal de Seguridad Ciudadana ha comentado que las peticiones de servicio recibidas a través de la Emisora de la Policía Local “son clasificadas según un orden de prevalencia y pasadas, vía radio, a las unidades para su atención. En la clasificación estándar, las quejas por ruido figuran por debajo de demandas tales como accidentes de tráfico, problemas de circulación, conflictos que puedan derivar en agresiones, controles programados de alcoholemia o seguridad ciudadana, entre otras”.

Navarro ha añadido que “desde el inicio de la temporada estival se ha venido observando un incremento de las llamadas por asuntos derivados de molestias por ruidos vecinales que, debido a la carga de trabajo en horario nocturno, no han podido ser resueltas con la eficacia deseada”. Sobre este aspecto, el concejal de Seguridad Ciudadana ha revelado que entre el 1 de junio y el 9 de agosto se han recibido 1.500 avisos por ruidos de los cuales se han podido atender 800 “bien por falta de personal o por la necesidad de atender otros servicios”.

Para paliar este desfase, ha dicho, “se ha realizado un esfuerzo organizativo y presupuestario dotando al servicio nocturno de fines de semana de una patrulla que reforzará el trabajo de las unidades de servicio ordinario”.

La puesta en funcionamiento de esta patrulla de refuerzo desde primeros de agosto permite que, a día de hoy, puedan atenderse en su totalidad las demandas ciudadanas por cuestiones de ruido de baja prioridad durante el fin de semana. Así, de las 11 salidas por ruidos de baja prioridad realizadas el pasado 2 de agosto (viernes), fecha en que entró en servicio esta patrulla de refuerzo, sólo 1 quedó sin respuesta. El grado de efectividad, sin embargo, ha pasado a ser ya del 100% durante los fines de semana, habiéndose atendido los 12 servicios reclamados el viernes 9 y los 7 del sábado 10 de agosto.



Por su parte, la regidora de Sanidad y Consumo, Rosa Llobera, ha puesto en valor “el esfuerzo de la Policía Local en el control de los ruidos entre los vecinos de Palma” y ha explicado que “el 60% de las actas por ruidos que llegan al área de Sanidad son por problemas de convivencia entre los vecinos y se trata de faltas leves, si bien son muchas”.

Por esa razón, ha calificado de “acierto” la puesta en marcha de esta patrulla, que obedece a la voluntad del Ayuntamiento de Palma de “trabajar en equipo en pro de los ciudadanos. Esta iniciativa de Policía Local con Sanidad en materia de ruido es un ejemplo más”.

Finalmente, ha recalcado que “el equipo de Gobierno es conciente de la importancia del derecho al descanso de los ciudadanos y este refuerzo de la Policía Local en fin de semana sin duda ayudará a mejorar la calidad de vida de los palmesanos”.

    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas