25 de julio de 2013

El Govern aconseja extremar la precaución ante la ola de calor

La Conselleria de Salud y Administraciones Públicas recomiendan a la población extremar la precaución y seguir las medidas preventivas ante el riesgo de altas temperaturas decretado para los próximos días en Baleares.

La dirección general de Interior, Emergencias y Justicia mantiene activada la alerta por temperaturas altas en todas las islas del Plan especial de Fenómenos Meteorológicos Adversos, atendiendo a las informaciones recibidas por parte de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Baleares, según las cuales se esperan temperaturas máximas que podrán alcanzar los 39 grados en el interior de Mallorca y los 35 grados en Menorca, Ibiza y Formentera a lo largo del fin de semana.

Ante esta situación se recomienda consumir más líquidos, especialmente beber mucha agua, y tener cuidado de que los niños y las personas mayores beban, para mantener una hidratación adecuada, según ha informado el Govern. Asimismo, se aconseja evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy azucaradas, reducir la actividad física y no exponerse al sol durante las horas centrales del día. Evitar las comidas copiosas, ponerse ropa fresca, preferentemente de fibras naturales y de colores claros, sombrero, gafas y protectores solares para la piel y refrescarse a menudo, son otras de las recomendaciones apuntadas desde Emergencias del Govern. Asimismo, se aconseja a los ciudadanos que hagan descansos frecuentes y cortos en lugares frescos y con sombra, tener cuidado con el sol, especialmente entre la población infantil y ponerse una crema con filtro solar para los rayos UVA y UVB, con un factor de protección mínimo de 15.

En el hogar se debe tomar medidas de precaución como mantener las ventanas y persianas cerradas durante el día para proteger la vivienda del calor y aprovechar para ventilarla durante la noche y tener especial cuidado los colectivos de riesgo como son los niños, los enfermos crónicos y las personas mayores de 65 años.

Ante una sobreexposición a las altas temperaturas las personas pueden padecer determinadas dolencias como rampa para pérdida de electrolitos, agotamiento por insolación y ejercicio físico excesivo, que se manifiesta con malestar, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mucha sed, sensación de fatiga y rampa. Asimismo, también se detecta una deshidratación con la piel y las mucosas secas, hipotensión, taquicardia, decaimiento y sensación de postración y el golpe de calor; con problemas multiorgánicos que hacen que se sufra dolor de cabeza, náuseas, vómitos, piel caliente y enrojecida, inestabilidad en la marcha, mareos, adormecimiento de manos y pies, convulsiones y coma.

Ante la aparición de síntomas, se recomienda trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, hacer que mantenga la cabeza un poco en alto, intentar refrescarla mojándole la ropa, poniéndole compresas de agua fría y bolsas de hielo sobre la cabeza.

Además, se debe administrarle agua abundante siempre que la persona esté consciente y solicitar ayuda médica. Seguridad alimentaria La dirección general de Salud Pública y Consumo recuerda también a la población que es importante tener cuidado en la compra y el uso de los alimentos, como no romper la cadena del frío, manipularlos de manera adecuada, conservarlos correctamente refrigerados, lavar y desinfectar la fruta y la verdura, etc.

Por último, se recuerde que, en caso de emergencia, los ciudadanos deben llamar al 112.

    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas