24 de julio de 2013

Cort revitalizará los terrenos municipales de la antigua prisión de Palma

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls ha informado tras la celebración del Consell de Gerencia, que el pasado viernes Ayuntamiento de Palma, a través del área de Urbanismo y Vivienda, y la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) firmaron la escritura pública de permuta del antiguo establecimiento penitenciario, situado en la carretera de Valldemossa, por las parcelas donde se ubican el Centro de Inserción Social y la Unidad de Madres.

El Ayuntamiento abonará al Ministerio de Hacienda a través de la Dirección General de Patrimonio por la diferencia del valor entre ambas propiedades, 186.000 euros, a pagar en cuatro anualidades, en lugar de los 1,7 millones de euros estimados en un inicio. Según el teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, éste es "un muy buen acuerdo, que supone un ahorro de más de 1.5 millones de euros para el municipio y que, además, demuestra las excelentes relaciones que hay ahora mismo entre las dos administraciones".


Durante la firma el pasado viernes, el presidente de SIEP, Andreu Roca, subrayó que la firma de la permuta “resuelve definitivamente la situación, con un acuerdo que es bueno para las dos partes”. Según Roca “la razón social de la sociedad contempla, además de la construcción de centros penitenciarios, la enajenación o permuta de centros desafectados de uso penitenciario del que SIEP es responsable, establece que los centros que vayan quedando desafectados serán enajenados o bien objeto de permuta”, como ha sido el caso de la antigua prisión de Palma.


En 2006 SIEP, que promueve las infraestructuras del Ministerio del Interior, y el Ayuntamiento de Palma, firmaron un protocolo, ante la necesidad de la institución estatal de disponer de un espacio donde construir un nuevo Centro de Inserción Social y una Unidad de Madres. Según este acuerdo de cesión, Cort ofrecía al ministerio las parcelas 78 y 79 del Polígono de Servicios de Levante, de titularidad municipal, a cambio de los terrenos situados en la antigua cárcel, de propiedad ministerial.

Según Valls "esta operación no sólo es buena para a las arcas municipales, sino que también constituye el primer paso en la búsqueda de una solución para un gran equipamiento, como es la antigua prisión, cuyo estado, en estos momentos, es de continua degradación”.

El objetivo de Cort es revitalizar estos terrenos municipales. En este sentido, el teniente de alcalde añadió que “hasta la fecha, tan sólo se nos ha presentado una oferta para este espacio, aunque valoraremos todo tipo de ofertas que se presenten”.

    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas