28 de junio de 2013

En verano incrementan los problemas oculares

Con el verano aumentan los problemas oculares. La mayor exposición al sol, el contacto con el agua de las playas y el incremento de las actividades deportivas contribuyen durante estos meses de calor al aumento de infecciones, contusiones e, incluso, quemaduras. El Instituto Balear de Oftalmología recomienda, por tanto, extremar las medidas de precaución y de protección de los ojos en los meses de estío.

Los ojos necesitan sus cuidados, y es muy importante utilizar gafas de sol que sean homologadas y con filtros contra los rayos ultravioletas para evitar problemas. Como explica la optometrista del IBO, Isabel Miravitlles, unas gafas oscuras sin filtro pueden ser más prejudiciales que no llevar nada. Para tomar el sol en la playa o para actividades al aire libre se recomiendan unas gafas provistas de un filtro de categoría 3. Si se usan para practicar deportes de montaña o acuáticos se requiere una protección mayor, un filtro de categoría 4, porque a mayor altitud y en determinadas superficies, como el agua, se produje un mayor reflejo de los rayos solares. Es muy importante para la salud ocular evitar las exposiciones prolongadas a las radiaciones solares y en las horas centrales del día.

La exposición continuada al sol también puede ser especialmente perjudicial en afecciones como el ojo seco, cataratas o el desprendimiento de retina. Según el Dr. José María Panadés, especialista oftalmológico del IBO, la luz solar directa puede ocasionar sequedad ocular e, incluso, quemaduras en la córnea. También puede acelerar el proceso de cataratas, que ya de por sí son mucho más frecuentes en países soleados. En cuanto al desprendimiento de retina, también se incrementan bruscamente los casos en los meses de julio y agosto.

El contacto de los ojos con el agua de las piscinas favorece la aparición de conjuntivitis y queratitis. La conjuntivitis es una patología ocular que se caracteriza por la inflamación de la conjuntiva, que es la membrana semitransparente que recubre la parte blanca del ojo. Afecta principalmente a los niños, pero los adultos no son inmunes. Produce enrojecimiento e inflamación, así como una sensación de cuerpo extraño dentro del ojo. La queratitis es la inflamación de la córnea. Se produce por infecciones de todo tipo de gérmenes y por exposición a rayos ultravioleta y arco de soldadura. Como en el caso de conjuntivitis, también produce la sensación de tener un objeto extraño en el ojo, aunque el dolor es mayor.

Recomendaciones en verano:

- No bañarse con lentillas
- Utilizar gafas acuáticas
- Mantener los párpados limpios
- No frotarse los ojos
- Evitar la sequedad del ojo






    Compartir
  • Compartir

Noticias más leídas